Saltar al contenido

Prevención y Tratamiento de la Cistitis

La medicina natural puede ser muy efectiva en la prevención y tratamiento de la cistitis. 

El término CISTITIS hace referencia a la inflamación de la vejiga urinaria.  

La causa más frecuente de esta inflamación suele ser una infección bacteriana, lo que se conoce normalmente como infección de orina. 

El tratamiento de las infecciones urinarias puede volverse un hándicap para aquellas personas, sobre todo mujeres, que sufren episodios de repetición.  

En primer lugar, porque su tratamiento habitual suele requerir la toma de antibióticos y cada vez hay una mayor resistencia bacteriana a los mismos.  

Por otro lado, porque hay que llevar a cabo una serie de medidas higiénicas que no siempre se tienen en cuenta.  

Si existe predisposición a padecer infecciones urinarias de repetición, se puede recurrir a la toma de preparados a base de extractos de plantas medicinales. 

Por su parte, los medicamentos homeopáticos son de utilidad tanto en el tratamiento como en la prevención de las cistitis en esas personas que tienen predisposición a sufrir infecciones de orina ante determinadas situaciones. 

1) PLANTAS MEDICINALES: las plantas medicinales con efectos diuréticos pueden utilizarse como coadyuvantes en la prevención y tratamiento de infecciones de las vías urinarias, gracias a que contribuyen a disminuir la retención de orina y a eliminar los microrganismos patógenos acumulados en la vejiga. 

  • Arándano rojo americano: 

Se utiliza como tratamiento preventivo  para evitar las infecciones urinarias de repetición gracias a las propiedades de los compuestos del arándano rojo americano para dificultar la adhesión de las bacterias a las paredes del tracto urinario. 

  • Ortosifón: 

Posee alto contenido en sales de potasio y componentes fenólicos. Se usa para incrementar la diuresis o secreción de orina, como terapia de lavado de las vías urinarias y, en especial, en trastornos urinarios de naturaleza inflamatoria, como la litiasis renal, o como coadyuvante en el tratamiento de infecciones bacterianas del tracto urinario. 

  • Diente de león: 

El diente de león es una planta rica en fructosa que contiene potasio, ácidos fenólicos y compuestos terpénicos.  Se utiliza para activar la eliminación urinaria y como coadyuvante en afecciones urinarias leves. 

  • Cola de caballo:  

Se utiliza como diurético para el lavado de las vías urinarias.  

2) Tratamiento homeopático: 

  • Prevención: 

La SILICEA, NATRUM MURIATICUM o SEPIA serán de uso frecuente en pacientes con una tendencia constitucional a sufrir cistitis. 

NATRUM SULFURICUM, THUYA o DULCAMARA nos ayudarán en las personas con una sensibilidad extrema a la humedad. 

STAPHYSAGRIA en la prevención de las cistitis que aparecen tras tener relaciones sexuales. 

COLIBACILLINUM en los pacientes que tienden a hacer cistitis por E. coli que, por otra parte, es el germen más frecuente en estas infecciones. 

  • Tratamiento:  

Es muy importante conocer bien la forma particular en la que se manifiesta la cistitis en cada paciente, pues según sean los síntomas usaremos unos medicamentos u otros. 

CANTHARIS está indicado en las cistitis con dolores intensos, con escozor antes, durante y después de la micción. Las micciones son frecuentes y poco abundantes y la orina es oscura y, a veces, incluso sanguinolenta. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.